Día 2: Ljubljana (Eslovenia)

¡Ya estoy aquí otra vez!

Con la llegada del buen tiempo, se me pasan los días volando y apenas me da tiempo a preparar con tiempo (más aún) los posts siguientes. 

Y como ya sabéis, continúo contando los 10 días de nuestro viaje (post anterior aquí), así que hoy, siguiendo con el orden establecido, toca el día 2.

¡Nos fuimos!

LJUBLJANA (ESLOVENIA)

Recogida del coche de alquiler

Resultó un poquito más complicado llegar de lo que pensábamos, porque al final el punto de recogida del coche no estaba donde habíamos pensado. Pero bueno, al final llegamos.

En el momento de la recogida del coche, nos retuvieron una gran cantidad de dinero (no voy a decir cuánto, porque ya sabéis como funcionan las agencias de alquiler de coches) por un VW Polo para los 5 días siguientes, incluyendo GPS. Todo por si pasaba algo.

Lo primero que hicimos en cuanto nos dieron las llaves del coche, fue jugar al tetris en el maletero (4 maletas de mano + 1 mochila excursión), y sacar fotos al coche, para asegurarnos de que no había ningún rayón, o si lo había, que ya estaba antes de mover el coche de la oficina.

Es necesario que, si tenéis pensado salir del país con el coche (como en nuestro caso) que aviséis en la oficina, porque os tienen que poner una pegatina que os permite ir a cualquier país, y cruzar las fronteras en coche, sin problema.

DSCN1766
Parte del spanish team con nuestro chiquitín VW Polo 😀

 

Cómo llegar

Una vez que tuvimos el coche, programamos el GPS (en ESPAÑOL) para que nos llevara desde Zagreb hasta Ljubljana (Eslovenia). 

En un primer momento habíamos decidido evitar peajes, para no tener que pagarlos. Pero resultó ser que sin ir por autovía, tardábamos el doble de tiempo en llegar, y los peajes apenas costaban dinero (comparado con lo que estamos acostumbrados a pagar en España).

También teníamos pensado ir a Graz, (Austria) que quedaba relativamente cerca pero después de todo el día andando, y las horas que nos suponía de coche, decidimos al final no visitarlo.

Así que dicho esto, nos pusimos en marcha. Salimos a las 11:00 de Zagreb y llegamos a Ljubljana a las 13:00.

Tuvimos que pagar un peaje, que resultó ser 1€ y a la media hora de salir de Zagreb, nos encontramos con la frontera con Eslovenia, en la cual no hubo retenciones ni nada similar.

Cuando llegamos a Ljubljana (capital de Eslovenia), conseguimos aparcar muy cerca del centro GRATIS, porque los sábados (día en el que fuimos nosotros) el parking de calle es gratuito desde las 13:00.

¡QUÉ SUERTE!

A las 17:00 más o menos, decidimos volver a Zagreb (hay que sumarle las 2 horas de viaje, y que teníamos que llegar a tiempo para poder comprar cena y comida para el día siguiente)

 

Alojamiento

En nuestro caso no pasamos ninguna noche en Ljubljana. De hecho, alquilamos el piso de Zagreb por dos noches para que en el segundo día pudiésemos hacer un viaje de ida y vuelta en el mismo día, seguir en Croacia, y el tercer día por la mañana seguir nuestro recorrido hacia el sur del país.

 

Qué ver

A decir verdad, Ljubljana nos sorprendió a todos muy gratamente porque no esperábamos que fuera tan bonita como realmente es.

Puente de los Dragones

Está donde antiguamente se encontraba el original Puente de los carniceros (de madera) allá por el 1820, pero por culpa de un terremoto en aquel siglo, quedó muy dañado y en su lugar fue construido el actual.

Se inauguró en 1901 conmemorando el 40º aniversario de la coronación de Francisco José I (Emperador de Austria-Hungría, sí, el majete de la ópera de Budapest), es de art nouveau y se caracteriza principalmente por tener 4 grandes estatuas de dragones, dos en cada extremo del puente, y otras 16 estatuas más pequeñas (también de dragones) a lo largo del mismo.

Según cuenta la leyenda, Jasón (héroe mitológico) mató al dragón de Ljubljana (símbolo de la ciudad) que tenía secuestrada a una virgen. A día de hoy se dice que, cuando una virgen cruza el puente, los dragones mueven la cola.

IMGP0090

eslovenia ljubljana puente de dragones
“Mother of Dragons” o cómo no poder evitar hacerse una foto con ellos

IMGP0092

IMGP0096

 

Castillo de Ljubljana

De toda la historia que tiene el castillo, en su lugar hubo primero una fortaleza de madera, y después un castillo, que pasaría a ser propiedad de los Habsburgo en el siglo XIV.

Del castillo en sí, hay que destacar que todas edificaciones excepto las murallas, las torres, y la capilla de San Jorge, fueron construidas entre los siglos XVI y XVII. Hasta hace apenas 200 años, fue utilizado como prisión.

Está en restauración desde los años 60 del siglo pasado.

La entrada es gratuita, pero hay un museo dentro del castillo que hay que pagar para verlo. Además hay restaurantes y bares.

Subid andando, que el paisaje de la ciudad desde esas alturas, merece la pena. Eso sí, hay una cuesta empinada para subir ¡pero con ganas!

ljubljana eslovenia

DSCN1809
¡Hola de parte del grupo!

ljubljana eslovenia castillo

ljubljana eslovenia castillo

ljubljana eslovenia castillo

DSCN1814

 

Triple puente y Plaza Preseren

¡Tres puentes en uno! Uno para vehículos y dos para peatones.

Construido en 1842, fue diseñado por Giovanni Picco. En 1929 fue ampliado para evitar aglomeraciones entre los paseantes. 

A un lado del puente está el mercado central y al otro se encuentra la Plaza Preseren.

ljubljana eslovenia triple puente

ljubljana eslovenia triple puente

ljubljana eslovenia triple puente mercado

ljublana eslovenia triple puente
Esto de posar, ¡se nos da genial!

 

Puente de los Carniceros (actual)

Se encuentra entre el Triple Puente y el Puente de los Dragones. Y sí, está lleno de candados de parejas enamoradas (como en todas las ciudades europeas, algún puente tiene que aguantar estas cosas).

Eso sí, tiene sus estatuas en honor al oficio de los carniceros.

ljubljana eslovenia puente de los carniceros

ljubljana eslovenia triple puente

 

Callejear

Os lo recomiendo en todos los post… ¡pero es que no puedo evitarlo! Se descubren rincones muy bonitos así. De hecho, os diré que encontramos, por la zona del centro, una tienda donde vendían productos típicos eslovenos, y en la entrada, tenían un mapa del mundo gigante donde podías poner una chincheta indicando de dónde venías ¡y nos invitaron a un chupito de licor esloveno! 

Nos parecieron tan simpáticos los dueños, que al final acabé comprando allí las postales de recuerdo.

ljubljana eslovenia

ljubljana eslovenia

ljubljana eslovenia

ljubljana eslovenia
Qué dos amigas más majas 😀

ljubljana eslovenia

ljubljana eslovenia

ljubljana eslovenia

ljubljana eslovenia
¡Este es el mapa que os decía!

 

ljubljana eslovenia

 

Dónde comer

Fue lo primero que hicimos cuando llegamos a la zona centro. Era mediodía y después de conseguir recoger el coche, y las 2 horas de viaje, nuestros estómagos pedían comida.

La moneda eslovena es el Euro.

Klóbasarna

Es un establecimiento, pequeñito, donde venden una salchicha típica eslovena con un panecillo, mostaza picante, y patatas cortadas en tiras muy finas o una especie de salsa muy rara pero muy picante (no sé deciros qué llevaba). 

La verdad es que comimos muy bien, comida típica eslovena, por 7€ por persona (incluyendo la bebida). Después de esa comida, ¡hambre cero!

Su link de Tripadvisor es aquí.

ljubljana eslovenia comida

 

Y con esta visita fugaz a Eslovenia, me despido de vosotros hasta la próxima semana.

Recordad que podéis seguir viendo más fotos del viaje en #10days4countries1polo y que… ¡Nos vemos en Instagram!

 

erasmusmente, felizmente, mediterraneamente, adriáticamente

Anuncios

1 Comment

¿Turista o viajero?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s